Estás en:

0

Actualidad, Análisis, Eventos

sobre emprendedores y empleo en la fundación bankinter (III)

logo_fundacion_blanco

En este último post hablaremos de la ponencia de Ignacio Aguado y de Gonzalo Gómez Bengoechea, el verdadero protagonista del acto.

 

Tras la sabrosa ponencia de Nico Goulet, se levanta el técnico de ENISA, Ignacio Aguado, y comienza su intervención con la ayuda, él sí, de una presentación. La verdad es que después de dos charlas tan jugosas, esta me recuerda a cuando, en el mejor momento viendo una peli, te ponen los anuncios. Y es que este señor se limita a leernos una presentación corporativa de ENISA: qué es, a qué se dedican, sus cifras de estos últimos años: proyectos revisados, proyectos financiados, dinero invertido… En fin, nada que no pudieras encontrar en un rápido vistazo a su web. Y es una pena, ya que como representante de una empresa pública que hace bien las cosas, en esta palestra creo que tenía mucho que aportar. A su favor debo añadir que lo que contó, al menos lo contó bien. Y lo que él no dijo en pro de su institución, lo voy a decir yo: la labor que hace ENISA es enorme, así con todas las letras, e-n-o-r-m-e. Las mejores startups que a día de hoy pasan por mis manos, a casi todas ENISA les ha concedido algún tipo de ayuda. Los emprendedores saben que pueden confiar en esta empresa, que son exigentes pero cumplidores. Y encima están aprendiendo a apoyarse en el capital privado, lo cual consigue dos efectos muy importantes: por un lado estimula dicho capital privado, que de otra manera quizá no saldría del banco (o del colchón, en los tiempos que corren); y por otro el capital público se dirige en una dirección generalmente más profesional y acertada, que es la que le señala el capital privado. Alejarse al máximo del desastroso modelo de las subvenciones públicas es fundamental, y en ese sentido ENISA, con la figura del préstamo participativo, es todo un ejemplo. Aún se pueden optimizar más las ayudas empresariales, pero desde luego la labor de ENISA va en la dirección correcta. Lástima que Ignacio tan solo se quedara en los números y no profundizara algo más.

Y por fin le llegó el turno al protagonista real del evento, o al menos al responsable de que se haya convocado el mismo, el informe realizado por los expertos del FDF, el think tank de Bankinter, sobre las soluciones al problema del desempleo en España. La presentación corrió a cargo de Gonzalo Gómez Bengoechea, al que no conozco personalmente, y tuvo mucho mérito. En primer lugar, por conseguir ceñirse al tiempo previsto. Son muchas las ideas que se recogen en el resumen ejecutivo, y según dijo Gonzalo en el informe completo el nivel de detalle es muy alto, con lo que lograr hacer una síntesis en poco más de 15 minutos no es nada fácil. En segundo lugar, llevó a cabo una exposición bastante comprensible, lo cual también es digno de reseñar en un economista: pienso que las ideas-fuerza de su ponencia fueron seguidas por la mayoría del auditorio. Finalmente consiguió algo que ya roza lo imposible, y es que fuera un rato bastante ameno. Algunas de las recetas que puso encima de la mesa levantaron ampollas en el turno de preguntas posterior, como por ejemplo el citar los minijobs germanos de los tiempos inmediatamente posteriores a la reunificación como una vía de solución para la crisis de desempleo española. Pero en general tampoco hubo grandes sorpresas entre las conclusiones de los expertos. De hecho muchas de las ideas eran las de siempre (reformas en el mercado de trabajo, en la legislación concursal, en la educación…), lo cual también puso de manifiesto algún asistente micrófono en mano, a lo que Gonzalo repuso que lo realmente valioso era el nivel de detalle al que llegan los expertos en el desarrollo de las mismas en el interior del informe. En fin, que en términos generales fue una ponencia muy interesante e instructiva, y llevada de tal manera que generó un interesante debate posterior, en el que también participaron, cómo no, los demás ponentes, a los que se les dirigieron algunas preguntas muy interesantes.

Para mí fue el primer contacto con la Fundación Bankinter, y no pudo ser más positivo. Si he de señalar algo negativo en el anfitrión, tan solo notar que la sala no era la más adecuada. Un enorme pilar la dividía en dos, quedando los ponentes justo en medio de frente al pilar, espectador privilegiado del evento, dejando a los asistentes a ambos lados… En fin, un pequeño despropósito arquitectónico que se llevó más de un comentario jocoso de alguno de los invitados, y que fue la anécdota en un evento que, por lo demás, fue realmente enriquecedor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), ofrece estudios Bolonia reconocidos por el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) a través de su metodología e-learning y lifelong learning, donde combina Televisión por Internet de Alta Calidad (IPTV) con recursos de la web 2.0.
La UNIR, es la Universidad en Internet.