Trámites

Consulta las gestiones que tienes que hacer para poner en marcha tu proyecto y convertirlo en una empresa. 

 

Pasos para darse de alta como autónomo

1. Debes realizar todos los trámites fiscales en tu delegación de Hacienda, que son:
  Declaración Censal: especie de resumen de la situación tributaria de la persona
Darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) modelo 840. Ir a la Agencia Tributaria 
2. Debes realizar los trámites laborales en la Administración de la Tesorería General de la Seguridad Social. Tienes que darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, donde debes presentar:
  Modelo TA. 521 cumplimentando. Ir a la Seguridad Social
La fotocopia de alta en el IAE
Fotocopia del DNI

 

Pasos para crear una sociedad limitada

 

Para crear una sociedad, tienes dos opciones: 

Realizar los trámites personalmente

1. Dedes registrar el nombre del negocio en el Registro Mercantil Central, este trámite se puede realizar por correo postal o por internet   www.rmc.es
2. Tienes que firmar ante notario la escritura pública de la constitución de la sociedad, para realizar este paso tendrás que presentar los siguientes documentos:
  Estatutos de la sociedad
Identidad de todos los socios
Identidad del órgano de administración
Certificado negativo de denominación social (la reserva del nombre que te darán en el registro mercantil)
Cetificado de la aportación de capital de cada socio
3. Dedes acudir a tu oficina liquidadora para liquidar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (Operaciones Societarias)
4. Debes solicitar tu CIF provisional, en la administración tributaria que te corresponda, completando el modelo 036 y entregándoselo junto con un original y con una copia de la escritura. Aprovecharemos para   darnos de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). Ver preguntas frecuentes en la Agencia Tributaria
5. Ya nos   podremos inscribir en el Registro Mercantil, cada provincia tiene su propio registro. Necesitaremos:
  La escritura de constitución
Carta de pago del Impuesto de Operaciones Societarias (IOS)

 

Realizar los trámites online

Puedes realizar los trámites online a través del PAIT (Puntos de Tramitación Empresarial), que desde hace unos años permiten realizar todos los trámites administrativos a través de Internet.

Desde el año 2003 la normativa que regula las Sociedades Limitadas ofrece la posibilidad de realizar los trámites de constitución y puesta en marcha de la Sociedad Limitada de Nueva Empresa (SLNE) por medios telemáticos, evitando así desplazamientos al emprendedor y produciendo un ahorro sustancial de tiempos y costes (Real Decreto 682/2003, de 7 de junio). Esta posibilidad se extiende en el año 2006 a las Sociedades de Responsabilidad Limitada en general (Real Decreto 1332/2006, de 21 de noviembre) y en el año 2010 a los Empresarios Individuales (Real Decreto 368/2010, de 26 de marzo).

1. En primer lugar debes buscar cuál es tu PAIT más cercano en este buscador: http://www.circe.es/Circe.Publico.Web/pub/BusquedaPaitMapa.aspx
2. Deberás organizar todos los papeles que tendrás que entregar que son:
  Fotocopia y original del DNI de todos los socios y trabajadores
Fotocopia y original de la tarjeta de la Seguridad Social de todos los socios y trabajadores, u otro documento que acredite el número de afiliados a la Seguridad Social
Núnero de cuenta para pagar el Registro Mercantil
En este link podrás encontrar otros documentos que deben entregar en algún caso especial
3. Deberás cumplimentar el Documento Único Electrónico (DUE). Una vez hecho esto el propio sistema concertará una cita con una notaria
4. A la cita con la notaria tendrás que llevar el certificado de desembolso del capital social. Allí se otorgará la escritura pública de la sociedad. Más información sobre el trámite
5. Como media entre Comunidades Autónomas los trámites tardan 24 horas y cuestan alrededor de 100 €

 

Diferentes formas jurídicas:

Si tienes dudas acerca de la forma jurídica que debes adoptar para constituir tu empresa te dejamos un breve resumen de aspectos a tener en cuenta para efectuar la elección entre los distintos Tipos de Sociedades:

Según el tipo de actividad a ejercer:

La actividad que vaya a desarrollar la empresa puede condicionar la elección de la forma jurídica en aquellos casos en que en la normativa aplicable establezca una forma concreta. Algunas Administraciones excluyen ciertas formas jurídicas para solicitar determinadas ayudas y subvenciones.

Según el número de promotores:

El número de personas que intervengan en la actividad puede condicionar la elección.

Cuando sean varios promotores, lo aconsejable será constituir una sociedad.

Hay que recordar que es posible constituir una sociedad anónima, limitada o limitada nueva empresa, con un sólo socio (sociedad unipersonal) 

Según las necesidades económicas del proyecto:

En principio las sociedades civiles son más baratas en su constitución ya que no es necesaria su inscripción en el Registro Mercantil y, por lo tanto, tampoco tienen que pasar por el Notario. Además, no se exige capital inicial mínimo.

La Sociedad Limitada, la Anónima, las Sociedades Laborales y las Cooperativas de Trabajo exigen escritura notarial y un capital mínimo para empezar. No obstante, ese desembolso inicial puede compensar si lo que se pretende es limitar la responsabilidad futura a ese capital y por lo tanto proteger nuestro patrimonio personal.

Según la responsabilidad de los promotores:

Este es un aspecto importante. La responsabilidad por las deudas contraídas puede estar Limitada (sociedades anónimas, limitadas…) o ser ilimitada (autónomo, sociedad civil y comunidad de bienes), afectando en este último caso tanto al patrimonio empresarial como al personal cuando el empresarial no es suficiente para cubrir las obligaciones asumidas.

Según aspectos fiscales:

La diferencia fundamental entre unas sociedades y otras se encuentra en la tributación a través del IRPF en el caso de autónomos, sociedades civiles y comunidades de bienes, o bien a través del Impuesto de Sociedades en el resto de sociedades.

En el IRPF se aplica un tipo impositivo progresivo que va elevándose según van incrementándose los beneficios.

En el Impuesto de Sociedades se aplica un tipo fijo, que con carácter general es del 30% y del 25% para empresas de reducida dimensión (con una cifra de negocios inferior a 10 millones de euros). A medida que se elevan los ingresos suele interesar más la tributación por el Impuesto de Sociedades. 

Según la imagen ante los clientes:

Muchos clientes y proveedores se fijarán en la forma jurídica de la empresa para determinar la mayor o menor permanencia de la misma, y, por lo tanto, la mayor o menor fiabilidad. Las sociedades mercantiles (limitada o anónima) dan mayor sensación de permanencia.

En el siguiente enlace podemos ver un cuadro con los diferentes tipos de formas jurídicas y sus características.

 

La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), ofrece estudios Bolonia reconocidos por el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) a través de su metodología e-learning y lifelong learning, donde combina Televisión por Internet de Alta Calidad (IPTV) con recursos de la web 2.0.
La UNIR, es la Universidad en Internet.